Redes Sociales

https://twitter.com/sergio_memo
https://www.facebook.com/thesergio2506
http://www.youtube.com/TheSergio2506
sergio.buendia25@gmail.com

sábado, 11 de agosto de 2012

Un México de ORO, Campeón Olímpico Londres 2012



La selección mexicana se colgó la medalla de oro del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino por primera vez en su historia al derrotar 2-1 a Brasil en la final disputada en el estadio de Wembley el 11 de agosto. Un doblete de Oribe Peralta alargó la doble maldición que pesa sobre la auriverde, que sigue sin conseguir la ansiada presea dorada y no logra vencer al Tri en finales de torneos FIFA.
Apenas tuvieron tiempo de sentarse los 86.162 espectadores que llenaron Wembley cuando llegó el primer gol. Bajo presión en la defensa, Rafael perdió el balón en la banda derecha y Oribe Peraltaencontró posición de disparo en la frontal del área, desde donde batió a Gabriel con un remate raso (0-1, 29’).
La Seleção tardó en recuperarse del shock y hubo que esperar hasta el minuto 20 para ver una incursión brasileña en el área azteca: Oscar remató a la media vuelta pero el portero Corona atajó sin mayores sobresaltos. 
Mano Menezes veía que su equipo no funcionaba bien y no esperó para hacer ajustes. Sacó del campo a Alex Sandro y reforzó el ataque con Hulk (31’), que a los cinco minutos de estar en el césped exigió con uno de sus potentes remates una buenísima intervención de Corona. El portero, atento, despejó de puños en la línea de gol.
Brasil dominaba el balón, y no dejaba que México se aproximase a su área, pero no tenía puntería. Tanto Marcelo como Neymar, antes del descanso, rozaron el poste izquierdo con dos potentes disparos. Nos íbamos al descanso con México en ventaja, gracias a su efectividad: en la única situación concreta generada a lo largo de esos 45 minutos, logró vulnerar a Gabriel.

Peralta golpea de nuevo
En el complemento, Brasil incrementó su presión y obligó al Tri a retrasar un poco su posición en el campo. Neymar tomó la responsabilidad de encontrar algún hueco y tuvo un par de remates peligrosos pero la ordenada defensa azteca respondió con seguridad. En su cruzada por el gol, el delantero del Santos sufrió un encontronazo fortuito con el arquero mexicano que lo dejó aturdido unos minutos, pero pronto regresó al césped con las mismas intenciones, aunque no estuvo afortunado.
México rondó la sentencia al fallar Thiago Silva en un balón largo. Marco Fabián buscó superar a Gabriel por alto con una chilena pero el larguero repelió su intento (64’). Y el susto en el cuerpo para los brasileños fue mayor cuando Peralta hizo mover la red, aunque el tanto fue anulado por fuera de juego.
Menezes metió más madera arriba y Pato entró por Sandro. Pero el Tri ya había logrado balancear el juego y se acercaba cada vez con más peligro al área brasileña. Tanto así que en un tiro libre desde la derecha Peralta saltó más que la defensa para volver a batir a Gabriel (0-2, 75’).
Con el paso de los minutos, la ansiedad acabó con las ideas del ataque brasileño y las prisas por contragolpear provocaron imprecisiones. Los hombres de Luis Fernando Tena se mantuvieron serenos, ordenados y lograron contener a la canarinha, aunque sufrieron el zarpazo de Hulk en los instantes finales (1-2, 91’).
Los últimos segundos del partido fueron muy emotivos, y los flamantes campeones tuvieron que contener el aliento al ver cómo un remate de cabeza de Oscar se iba apenas alto. Bastó así para que los aztecas se colgaran la medalla de oro, el único título que aun sigue resistiéndosele a la laureada selección auriverde.